Entrevista a los ceramistas Suso Dobao y Verónica Pérez, las manos tras Cerámica SUVE

Suso Dobao y Verónica Pérez nos han abierto las puertas de su taller de cerámica en Cunchido (Cangas, Pontevedra).

Suso y Verónica son ceramistas con más de 20 años de experiencia y derrochan pasión por su trabajo. Con el nombre comercial de Cerámica SUVE elaboran delicadísimas piezas de cerámica bajo el sello “Artesanía de Galicia”.

En los últimos años se han especializado en la elaboración de piezas de vajilla artesanales que han enamorado a algunos de los chefs más consagrados del panorama nacional.

Sus creaciones se pueden ver en las mesas de los restaurantes de grandes chefs como Pepe Solla, Javier Olleros, Ramón Freixa o Carme Ruscalleda, donde son el marco perfecto para los platos creados por estos maestros de la cocina.

Buenos días, Suso, Verónica, muchas gracias por recibirnos.

Estamos viendo vuestras piezas y estamos realmente impresionados. ¿Cómo surgió la idea de orientar vuestro trabajo hacia el mundo de la alta cocina?

Suso:

Pues la verdad es que un poco de casualidad. Antes nosotros elaborábamos piezas artesanales de tipo decorativo, pero hace algo más de 10 años, con la llegada de la crisis económica nos vimos en la necesidad de reinventarnos.

Para un ceramista la porcelana es un reto, ya que es muy difícil de trabajar, y se puede decir que incluso tiene connotaciones místicas dentro del oficio.

Verónica:

Sí, la porcelana siempre te está enseñando cosas, y te dice: “por ahí no vayas, eso no” [risas].

Es una arcilla que tiene memoria, y en el horno “recuerda” como la manipulaste y se tiende a deformar donde se deformó estando en fresco.

Suso:

Sí, es una cualidad casi poética que intentamos aprovechar de forma creativa. A veces estas deformaciones son las que dan lugar a las piezas más bellas.

Pues digamos que fue esa situación de crisis y el tener mucho tiempo libre lo que nos llevó a experimentar con la porcelana y elaborar nuestras primeras piezas, algunas de las cuales todavía están en nuestro catálogo.

Verónica:

Gracias a una colección que llevamos a la feria de artesanía Mostrart en A Coruña, fuimos seleccionados por el Centro Galego da Artesanía e do Deseño para participar en el Encuentro de Artesanía Tradicional y Popular de Galicia, que se celebra anualmente en Agolada y donde se reúnen diversos talleres artesanales y puestos de alimentación.

La feria incluía un showcooking en el que participaron una serie de chefs gallegos y donde se prepararon platos elaborados con los productos presentes en la feria, utilizando como contenedor piezas elaboradas por artesanos gallegos.

Ahí fue donde Pepe Solla descubrió nuestras piezas, se puso en contacto con nosotros, vino a nuestro estudio, y bueno... así fue como comenzó todo.

Suso:

Sí, en Galicia hemos trabajado mucho con Pepe [Solla], que se puede decir que fue nuestro descubridor. Usa piezas que nosotros tenemos en nuestro catálogo de producción seriada, y luego aparte muchas veces le diseñamos piezas exclusivas para él.

También colaboramos desde hace unos años con Javier Olleros, del restaurante Culler de Pau.

Y hemos realizado también muchas colaboraciones puntuales para otros chefs que, aunque en sus restaurantes no utilicen habitualmente nuestras vajillas, sí hemos creado piezas concretas para algún plato o evento, como es el caso de Lucía Freitas o Pepe Vieira [Xosé Torres Cannas].

Plato de porcelana "Devo" de Cerámica Suve

Plato "Devo" grande. Emplatado: Chef Jorge Gago.

Suso:

Por otra parte, a nivel nacional hemos trabajado sobre todo con ACME, una empresa catalana que representa a firmas de todo el mundo a nivel de vajilla contemporánea, pero que también tiene interés en trabajar con pequeños productores y artesanos.

A través de ACME hemos diseñado piezas para chefs como Ramón Freixa o Carme Ruscalleda.

Estáis mencionando a algunos de los Chefs más reconocidos del país, ya hemos perdido la cuenta del número de estrellas Michelín que habéis citado...

Suso:

Bueno, estamos mencionando algunos ejemplos de los restaurantes y chefs más reconocidos, pero realmente trabajamos para todo tipo de clientes, no es que sólo nos dediquemos a las “Estrellas Michelín”, aunque sí es cierto que hemos tenido la oportunidad de trabajar con algunos de ellos.

Verónica:

Lo cierto es que nuestros clientes son muy variados y realizamos encargos de todo tipo: piezas para catering, regalos de empresa, piezas de jardinería… todo tipo de trabajo cerámico.

No tenemos miedo a nada [risas].

Suso:

Otros trabajos que hemos hecho han consistido en colaboraciones con artistas conceptuales que querían realizar sus obras en cerámica pero no conocían el oficio.

En esos casos trabajamos sobre un prototipo aportado por el artista y nosotros nos encargamos de elaborar los moldes y de desarrollar todo el proceso cerámico.

Verónica:

Sí, por ejemplo hicimos una colaboración con el restaurante Pepe Vieira para su propuesta “el lado salvaje del Atlántico” que consistió en elaborar en cerámica la vajilla diseñada por la artista gallega Elena Gómez Dahlgren.

Los grandes chefs tienen fama de ser muy exigentes con su trabajo ¿cómo es la relación con ellos?

Suso:

Realmente trabajar con los grandes chefs es muy gratificante. Aunque es cierto que es un trabajo muy exigente, ya que tienen muy claro lo que quieren, al mismo tiempo es gente muy abierta y apasionada por lo que hacen, y se establece una conexión muy buena.

Estas colaboraciones son muy interesantes porque ellos lo que quieren son tiradas cortas, ya que sus menús cambian con frecuencia. La industria es muy difícil que te ofrezca esto y los artesanos tenemos un hueco muy interesante en este sector.

Plato llano y cuenco bajo de Cerámica Suve

Plato llano y cuenco bajo.

Verónica:

Antes era común que los restaurantes trabajaran siempre con una determinada marca de vajilla, y esto era uno de sus sellos de identidad. Esto ha cambiado, ahora buscan otra cosa, persiguen una renovación constante, buscan que la vajilla sea un complemento del plato que han creado.

Suso:

Sí, antes para un restaurante era un valor decir que llevaba veinte años trabajando con una determinada marca de cerámica. Ahora estamos en un momento en el que la tendencia es todo lo contrario, vivimos en un mundo cambiante y lo que se valora es que cada temporada puedan disponer de una vajilla que se adapte a su carta.

¿Cómo es el proceso creativo? Cuando un chef acude a vosotros ¿tiene siempre claro qué tipo de textura, forma, etc. está buscando para las piezas, o por el contrario os traslada qué tipo de sensaciones quiere transmitir y os deja espacio para que podáis hacer una propuesta creativa?

Suso:

En general son muy respetuosos con nuestra sensibilidad y nos dejan bastante libertad, pero sí es cierto que algunas cosas las tienen muy claras.

El color lo suelen tener claro, así como el acabado que buscan. Por ejemplo, a Pepe Solla le gusta mucho la ligereza de nuestra porcelana, pero para determinados platos prefiere acabados más orgánicos y las texturas casi volcánicas que ofrecen determinados esmaltes.

En otras ocasiones, partimos únicamente de unas dimensiones (las medidas que deben tener las piezas siempre las tienen muy claras) y nos dan plena libertad para crear el marco más adecuado para sus obras.

En cualquier caso siempre tratamos de buscar el equilibrio entre lograr un contenedor atractivo y moderno, pero que no compita con el plato.

Plato y cuenco "Horizonte" de Cerámica Suve

Plato y cuenco de la serie "Horizonte". Emplatado: Chef Lucía Freitas.

Verónica:

Algunos clientes buscan diseños limpios y nos encargan las piezas sin ningún tipo de decoración, mientras que otros prefieren las piezas decoradas.

En el caso de Carme Ruscalleda, en una pieza concreta que diseñamos para su Restaurante Moments ella quería que el diseño incluyera un gesto suyo, una pincelada de su propia mano que nos envió y que nosotros reprodujimos sobre la pieza.

Cuando un chef os hace un encargo personalizado ¿lo hace a nivel de carta u os llegan a encargar piezas específicas para un plato determinado?

Verónica:

Muchas veces nos han hecho encargos para un plato concreto. Por ejemplo, hemos diseñado una pieza con un esmalte de apariencia espumosa para acompañar un plato elaborado con productos del mar.

Suso:

Esto es lo que los artesanos podemos ofrecer a los chefs. Con un artesano puedes llegar a ese nivel de exigencia y detalle que la industria no te puede dar.

Esta conexión entre la artesanía y la alta cocina es beneficiosa para todos, y tanto los propios chefs como las administraciones se encargan de potenciarla.

Por ejemplo, aquí en Galicia Pepe Solla está muy involucrado con el tema de la artesanía, y desde la Fundación Centro Galego da Artesanía e do Deseño también están haciendo un gran esfuerzo porque esto funcione.

Plato reversible "Volcán" de Cerámica Suve

Plato reversible "Volcán".

¿Qué tipo de técnicas utilizais para darle forma a vuestras creaciones?

Suso:

Utilizamos distintas técnicas, en función de los acabados que deseamos obtener.

Cuando buscamos crear piezas muy ligeras las elaboramos en porcelana, mediante un proceso por moldes que nos permite obtener acabados muy livianos.

Verónica:

Sí, nuestra porcelana es casi una cáscara de huevo, y en consecuencia es translúcida debido a su finura y a la alta temperatura a la que se somete. Si la pones a contraluz verás que deja pasar la luz. En ocasiones el trazo del pincel traspasa el material y genera un delicado halo interior.

Suso:

El atractivo de estas piezas se completa cuando las tomas en la mano y compruebas su levedad.

Bol y plato "Donut" de Cerámica Suve

Bol y plato "Donut".

Suso:

También tenemos una serie a la que hemos llamado “Origami” en la cual las piezas están elaboradas con una mezcla de porcelana y fibras vegetales que permite trabajarla de una forma muy particular.

La idea surgió como una forma de reducir residuos y aprovechar los recortes de otras piezas, y el resultado es una porcelana que recuerda a las figuras de papiroflexia.

Cuenco "Origami" de Cerámica Suve

Cuenco de la serie "Origami".

Suso:

Si, por el contrario, buscamos un acabado más rústico, elaboramos las piezas en el torno de alfarero. En este caso trabajamos generalmente en gres, puesto que la porcelana torneada tiene bastantes limitaciones.

Verónica:

En el caso de la porcelana primero hacemos el diseño y fabricamos un prototipo en el torno, y después elaboramos los moldes de escayola con los que hacemos la pieza final en porcelana.

Vamos a haceros una pieza para que veáis el proceso.

Elaboración de un bol de porcelana

Suso y Verónica nos muestran el proceso de fabricación de un bol de porcelana.

Suso:

Cuando hablamos de porcelana, la gente automáticamente se sitúa en la industria. Sin embargo nuestra porcelana no tiene nada que ver, nuestro trabajo es artesanal, y nuestras piezas tienen imperfecciones, deformaciones...

Verónica:

Algunas intencionadas y otras no [risas].

Suso:

Sí, nos encanta aprovechar los accidentes que ocurren durante el proceso, algunos diseños han surgido a partir de un accidente.

Y es que estas imperfecciones que se producen durante el proceso de fabricación y posterior cocción son las que le dan singularidad y carácter a nuestras piezas, de modo que de alguna forma las provocamos.

Bandeja "Caracola" de Cerámica Suve

Bandeja "Caracola".

Vemos piezas de estilos muy diferentes ¿qué influencias tiene vuestra cerámica?

Suso:

Sí, la verdad es que nuestras piezas han evolucionado mucho a lo largo de nuestra carrera, pero hay una serie de rasgos de identidad que caracterizan nuestra obra.

Se puede decir que nuestra porcelana tiene mucha influencia japonesa, tanto en la tipología como en la decoración.

Otros rasgos característicos de nuestras piezas son el uso del color, donde predominan el rojo y el negro, así como los escurrimientos que logramos en la forma de aplicar los esmaltes.

Boles de porcelana de Cerámica Suve

Boles de porcelana.

¿Nos podéis adelantar algo de vuestro próximo trabajo?

Suso:

Pues mira, en estos momentos estamos pensando en nuestra nueva colección y estamos trabajando en la elaboración de una serie de piezas únicas en porcelana trabajada por placas. Es una técnica que nos permite experimentar con piezas de mayor grosor.

Este es un plato que sacamos ayer ¿sabéis lo qué es? Pues el otro día Verónica y yo nos dimos un homenaje y nos comimos un centollo que estaba… ¡un delito! [risas].

Nuevas piezas Cerámica Suve

Suso nos muestra las nuevas piezas en las que están trabajando.

Verónica:

¡Impresionante! [más risas].

Suso:

Pues a nuestro hijo [Xoan, de 6 años] le llamó la atención el caparazón y se lo quiso traer para casa, pero enseguida se aburrió de él, y acabó en un rincón... hasta que nos fijamos en lo bonita que era su textura interior y pensamos: “no sabemos qué saldrá de aquí, pero esto seguro que nos lleva a algo”.

Le hicimos un contramolde de escayola y el resultado es este plato en el que estamos trabajando.

Plato de cerámica con textura interior inspirada en una centolla

Prototipo de plato de la nueva colección, donde se aprecia la textura interior inspirada en la centolla.

Suso:

A primera vista quizás no sea reconocible que es un centollo, pero el resultado es muy orgánico y de alguna manera lo sugiere.

Verónica:

Próximamente también participaremos en la exposición que se celebrará en el Museo Centro Gaiás, en la Cidade da Cultura de Santiago de Compostela, con el título “Pensar coas mans. Cestería, cerámica e xoiería de Galicia”.

Viendo el trabajo y dedicación que hay detrás de cada una de estas piezas, uno se pregunta si están al alcance de cualquier bolsillo.

¿Cuesta mucho poder disfrutar de una de estas vajillas elaboradas a mano?

Suso:

Bueno, nosotros somos artesanos, y la producción ya os habéis hecho una idea de cómo es, pero hay que ser realistas y sabemos que tenemos que competir en precio con la industria, donde también hay que reconocer que se están haciendo trabajos de gran calidad y que nos encantan.

El verdadero reto de nuestro oficio no es tanto llegar a ser un virguero, sino lograr un producto que sea atractivo y moderno pero que lo puedas elaborar en un tiempo razonable, para que su precio esté dentro del mercado.

El problema es que cuando eres un apasionado de tu trabajo es muy fácil dejarte llevar y tratar de conseguir la pieza perfecta.

Verónica:

Muchas veces el precio lo pone el horno, ya que dependemos mucho de la cantidad de piezas que podemos meter de cada vez. La porcelana sufre una reducción importante durante el horneado y eso condiciona la forma de estibar el horno. Además, debido a las altas temperaturas que se deben alcanzar, el horno y todos los materiales necesarios para su carga sufren mucho más, y todo esto acaba influyendo en el precio.

En estos momentos las piezas más pequeñas de nuestro catálogo se pueden comprar a partir de unos 11 €, y las más caras rondan los 40-50 €.

Desde luego, para tratarse de piezas elaboradas a mano tienen un precio más que razonable.

Si alguno de nuestros lectores está interesado en adquirir una de vuestras piezas o encargaros un trabajo personalizado ¿cómo lo puede hacer?

Suso:

Las piezas de nuestro catálogo seriado, sobre todo elementos pequeños, como cuencos, tacitas, etc., se pueden encontrar a la venta en diversas tiendas de diseño y decoración, así como en algunas tiendas especializadas en hostelería.

Además, cualquier persona que quiera ver nuestro trabajo o hacernos un encargo personalizado puede venir por nuestro taller.

Y, por supuesto, atendemos cualquier encargo o solicitud de catálogo que nos hagan llegar a través del correo electrónico ceramicasuve@gmail.com o llamando al teléfono (+34) 654 42 83 87.

Por otra parte, cualquier persona interesada por nuestro trabajo nos puede seguir en Instagram (@ceramicasuve) o en Facebook.

Muchas gracias por el tiempo que nos habéis dedicado, ha sido un placer conoceros a vosotros y vuestro trabajo. Os deseamos que sigáis cosechando éxitos con vuestro proyecto.

¿Tienes alguna duda u opinión que quieras compartir con nosotros? ¡Este es tu espacio! Déjanos tu comentario: