Salsa Hoisin, uno de los sabores más representativos de la cocina asiática.

En este artículo hablamos sobre la salsa hoisin, una de  nuestras salsas favoritas. Su característica mezcla de sabores dulces y salados le confiere un sabor único e inconfundible.

Es imposible probarla sin sentirse seducido por su sabor y transportado a la provincia de Guandong en China. Y es que esta deliciosa salsa es uno de los buques insignia de la cocina cantonesa.

A continuación te explicamos qué es la salsa hoisin y cómo se elabora.

Además, si sigues leyendo, descubrirás que esta salsa tiene infinidad de usos en la cocina.

Con ella podrás mejorar casi cualquier plato aportándole además un toque oriental y una gran cantidad de matices organolépticos.

¿Qué es la salsa hoisin?

La salsa hoisin es una salsa muy espesa, de color muy oscuro y que posee un sabor muy peculiar.

Es una salsa muy utilizada en la cocina cantonesa y en la cocina vietnamita.

Hay quien conoce a esta salsa con el nombre de salsa barbacoa china. Aunque, como veremos, poco tiene que ver con una salsa barbacoa.

Se usa tanto para glasear carnes como para cocinar diferentes tipos de alimentos en el wok. También se sirve como acompañamiento para mojar en ella carnes, verduras, dumplings o jiaozis.

Cuando la probamos notamos una mezcla de sabores dulces y salados e incluso un ligero toque ácido.

Su sabor es similar al de la salsa agridulce, aunque con un sabor más dulce, más salado y menos ácido que el de ésta.

Salsa Hoisin en una salsera
En esta fotografía puedes ver cómo es el aspecto de la salsa hoisin tradicional.

¿Qué significa la palabra "hoisin"?

Hoisin es una palabra china que significa mariscoSin embargo, esta salsa no lleva marisco entre sus ingredientes.

Hoy en día tampoco se usa habitualmente para acompañar mariscos ni pescados.

Los orígenes de esta denominación son un tanto inciertos.

Lee Kum Kee es una de las marcas más conocidas y reputadas de entre las que comercializan esta sabrosa salsa. Según esta marca se trata una preparación que se utilizaba antiguamente en la cocina del sur de China. Por aquel entonces se usaba especialmente para aderezar pescados y mariscos.

Fuchsia Dunlop es una escritoria inglesa especializada en el estudio de la gastronomía. Esta autora es una de las personas que más han estudiado y mejor conocen la cocina china. Según Fuchsia, la salsa hoisin es una creación de la cocina cantonesa.

Parece ser que la denominación de salsa hoisin nació en la región de Cantón, en el sur de China, para hacer referencia a las salsas de marisco. Estas salsas se creaban a partir de una base de alubias negras. En ocasiones también se utilizaba como base una especie de salsa de trigo. A esta base se le añadían mariscos secos o fermentados para aportarle sabor umami.

A medida que los precios del marisco se fueron incrementando, este ingrediente fue dejando de utilizarse para la elaboración de la salsa. 

Según esta teoría de Fuchsia Dunlop, finalmente el marisco dejaría de utilizarse por completo para la elaboración de la salsa hoisin. Aunque la salsa mantendría su nombre original haciendo referencia al marisco utilizado inicialmente en su elaboración.

¿De qué está hecha la salsa hoisin?

El ingrediente principal de la salsa hoisin es la pasta de soja fermentada.

Otros ingredientes habituales son:

  • Ajos.
  • Chile rojo.
  • Vinagre.
  • Azúcar.
  • Semillas de hinojo.
  • La mezcla de 5 especias china.

La mezcla de 5 especias china es una mezcla de especias que también es muy usada en la cocina china y vietnamita. También se usa en otras cocinas árabes y asiáticas.

Esta mezcla está compuesta de:

  • Anís estrellado.
  • Clavo.
  • Canela china.
  • Pimienta de Sichuán.
  • Semillas de hinojo.

Existen diferentes variedades regionales de la salsa hoisin. Cada una de estas variedades puede incluir pequeñas variaciones en sus ingredientes.

Así, en la zona de Pekín es habitual añadir a esta salsa:

  • Semillas de sésamo.
  • Batatas.
  • Arroz o incluso trigo.
  • Agua.

La salsa hoisin que se comercializa puede contener además: edulcorantes, colorantes, conservantes y agentes estabilizantes.

Dumplings elaborados con salsa hoisin
En esta imagen puedes ver unos dumplings en cuya elaboración se ha empleado salsa hoisin.

¿Qué aspecto tiene?

Su color es muy oscuro y recuerda al de la salsa de soja.

Aunque la textura de la salsa hoisin es mucho más densa y espesa que la de la salsa de soja y recuerda más a la textura de una mermelada.

¿A qué sabe la salsa hoisin?, ¿es dulce o picante?

Su sabor es muy salado y con un ligero toque dulce. La pasta de soja fermentada utilizada en su elaboración le aporta un intenso sabor umami.

El sabor de la salsa hoisin recuerda al de la salsa de ciruelas, otra salsa muy utilizada en la cocina china. Su sabor y textura son similares a los de una mermelada de ciruelas. Aunque el sabor de la salsa hoisin es similar, también es mucho más fuerte y especiado.

La salsa hoisin también tiene un sabor similar al de la salsa de soja, pero más dulce.

Su sabor también recuerda al de la salsa barbacoa, pero incorporando notas ácidas y combinando los sabores dulces y salados.

Aunque en su elaboración suelen emplearse chiles, no es una salsa picante.

¿Qué cantidad debo usar?

Ten en cuenta que el sabor de esta salsa es fuerte e intenso. Si nunca la has utilizado, es mejor que seas prudente.

Empieza echando poca cantidad y probando cómo de intenso es el sabor final. Ajusta progresivamente la cantidad a tus gustos y a los de tus comensales en función de los resultados.

No olvides que esta salsa tiene un color muy oscuro. Si añades mucha cantidad también modificarás el color de los ingredientes de tu receta.

¿La salsa Hoisin contiene gluten?

La auténtica salsa hoisin no contiene gluten.

No obstante, las salsas elaboradas por algunas marcas comerciales pueden contener trazas de gluten.

Si necesitas consumir alimentos sin gluten, antes de comprar salsa hoisin lee con detenimiento la etiqueta y asegúrate de que su contenido en gluten es nulo.

¿Es apta para dietas veganas y vegetarianas?

Sí. La auténtica salsa hoisin no contiene ingredientes de origen animal.

Información nutricional de la salsa hoisin

En cambio, su contenido calórico, aunque importante, no resulta excesivo en comparación con el de otras salsas.

A continuación puedes consultar la información nutricional de la salsa hoisin. Ten en cuenta que puede haber pequeñas variaciones entre la información nutricional de las salsas elaboradas por diferentes fabricantes.

Información nutricional de 100 gramos de salsa hoisin.
Información nutricional de 100 gramos de Salsa Hoisin
Contenido calórico: 220 Kcal.
Grasas totales: 3,4 g
Grasas saturadas: 0,6 g
Colesterol: 3 mg
Sodio: 1,615 mg
Potasio: 119 mg
Hidratos de carbono: 44 g
Azúcares: 27 g
Proteínas: 3,3 g

¿Dónde puedo comprar salsa hoisin?

Cada vez resulta más sencillo encontrar salsa hoisin en el supermercado. Busca esta salsa en la sección de especias o ingredientes asiáticos. Seguramente estará cerca de la salsa de soja y la salsa teriyaki.

Si no la encuentras en el supermercado, puedes encontrarla a la venta en tiendas gourmet, y algunas herboristerías. También te resultará fácil encontrarla en tiendas especializadas en gastronomía asiática.

En Internet puedes encontrar a la venta algunas de las marcas más conocidas de salsa hoisin, tanto en tiendas online especializadas como en Amazon.

Una de las marcas más conocidas es Lee Kum Kee. Puedes encontrar la salsa hoisin de esta marca a la venta en Amazon a muy buen precio.

La salsa hoisin de la marca Lee Kum Kee está elaborada siguiendo la receta tradicional. La salsa de esta marca es bastante fiel a la salsa hoisin utilizada en la cocina cantonesa.

Si compras salsa hoisin de otras marcas, fíjate en los ingredientes listados en su etiqueta. Si quieres disfrutar del delicioso sabor de esta salsa, descarta aquellas marcas en las que los ingredientes no sean similares a los de la receta tradicional.

Usos de la salsa hoisin en la cocina

A pesar de lo que pueda parecer, la salsa hoisin no tiene un uso tan extendido dentro de la cocina china como el que pueda tener la salsa de soja en otras cocinas orientales.

Su uso en la cocina china está bastante limitado a la cocina cantonesa, propia de la región de Guandong. Como sabrás, la cocina cantonesa está considerada como una de las cocinas más variadas, sorprendentes y deliciosas del mundo.

Fuera de la región de Guandong se usa como condimento en uno de los platos más conocidos de la cocina china: el pato laqueado o pato a la pekinesa.

Esta salsa también es muy utilizada para preparar marinadas con las que aliñar carnes antes de ser cocinadas.

Es uno de los principales ingredientes del Char Siu, también conocido como barbacoa china de cerdo. Este plato es una barbacoa de carne de cerdo típica de la cocina cantonesa.

Para preparar el Char Siu la carne de cerdo se corta en largas tiras que se marinan con salsa hoisin, salsa de soja, miel o azúcar y mezcla china de cinco especias, entre otros ingredientes. Esta marinada otorga a la carne un color oscuro muy característico.

En la cocina de Vietnam la salsa hoisin se usa para preparar el phởSe trata de una sopa de noodles muy consumida en el sur del país. En esta receta la salsa hoisin suele combinarse con Salsa Sriracha.

También suele utilizarse para glasear pollo asado o como salsa para acompañar los rollitos de primavera vietnamitas.

Un wok de verduras elaborado con salsa hoisin
En esta imagen puedes ver un wok de verduras con salsa hoisin durante su preparación.

Algunas ideas para incorporar la salsa hoisin a tus platos

Resulta ideal para untar y glasear pato, pollo o cerdo.

Añade un poco de salsa hoisin cuando prepares noodles y seguro que repetirás.

Prueba a cortar una pechuga de pollo o pato en trozos. Échalos en una bolsa zip y añade unas cucharadas de salsa hoisin. Cierra bien la bolsa zip y masajea con cuidado la bolsa para que los trozos de carne se impregnen y queden bien cubiertos de salsa.

Deja la bolsa en la nevera toda la noche. Al día siguiente, saca los trozos de carne de la bolsa y saltéalos en un wok. Acompáñalos de arroz basmati o de un arroz con un poco de vinagre de arroz.

Puedes añadir al wok un poco de zanahoria, ajo, y pak choi cortados en tiras muy finas y saltearlos junto con la carne.

Haz la prueba y verás cómo esta receta tan sencilla te sorprenderá. Seguro que repetirás.

Puedes usar esta salsa para aportar un toque diferente a tus platos echando un poco a tus caldos y sopas.

También puedes añadir un poco de salsa hoisin a la salsa barbacoa, a cualquier marinada que hagas para marinar carne o a cualquier vinagreta.

También te permite cambiar por completo un plato añadiendo un poco a una buena mayonesa.

También puedes añadir un poco de esta salsa para aportar un toque diferente al pulled pork.

Incluso puedes untarla sobre tus hamburguesas en lugar de echarles ketchup.

La salsa hoisin también es el acompañamiento ideal para:

  • Dumplings.
  • Jiaozis.
  • Rollitos de primavera.
  • Pasta wonton.
  • Nuggets y fingers de pollo.

Si no eres un gran fan de las verduras, añádeles un poco de salsa hoisin y saltéalas en un wok o en una sartén.

Seguro que gracias a esta deliciosa salsa te resultará mucho más fácil incorporar todo tipo de verduras en tu dieta.

La salsa hoisin también es un buen maridaje para algunos pescados y mariscos. Sobre todo para aquellos especialmente grasos como el salmón.

El ligero toque ácido de esta salsa resulta el contrapunto ideal para el salmón y otros pescados grasos.

Para combinar pescados grasos con salsa hoisin, prueba a marinar el pescado con esta salsa desde la noche anterior.

Puedes hacerlo dentro de una bolsa zip, tal y como hemos explicado para el pollo y el pavo.

Al día siguiente, pasa el pescado por la plancha o la parrilla y acompáñalo con un poco de salsa.

También puedes usar un pincel de cocina para untar el pescado con la salsa una vez cocinado.

¿Qué puedo usar si no tengo salsa hoisin?

Si tienes salsa de ciruelas, puedes usarla en lugar de la salsa hoisin ya que ambas salsas tienen sabores parecidos.

Puedes añadir un poco de salsa de soja y la mezcla de cinco especias china a la salsa de ciruelas si quieres hacerla aún más parecida a la salsa hoisin.

Si tampoco tienes salsa de ciruelas, prueba a utilizar salsa barbacoa. Añádele salsa de soja, melaza o azúcar moreno, salsa sriracha y un poco de mezcla de cinco especias china.

El sabor de cualquiera de estos sustitutos no es exactamente igual al de la salsa hoisin, pero sí resulta bastante parecido.

Estos sustitutos te permitirán salir con éxito de un apuro en caso de que se te olvide comprar salsa hoisin.

¿Cómo debo conservar la salsa hoisin?

En general, la salsa hoisin que se comercializa actualmente no necesita ser refrigerada hasta el momento en el que abrimos el recipiente.

Hasta entonces, al igual que ocurre con cualquier otra salsa, debes conservar el recipiente en un lugar oscuro, fresco y seco.

Asegúrate de leer la fecha de caducidad para saber hasta cuando puedes consumirla.

Aún después de abierta esta salsa se conserva bastante bien. Esto se debe a su elevado contenido en sal, que inhibe el crecimiento de bacterias y mohos.

Una vez abierta, antes de consumirla comprueba que no presenta malos olores y que no has superado su fecha de caducidad.

¿Puedo hacer salsa hoisin en casa?

Sí, aunque no te resultará fácil encontrar los ingredientes necesarios. A no ser que vivas cerca de una tienda especializada en productos de alimentación asiáticos bien surtida.

El ingrediente principal de salsa hoisin es la pasta de soja fermentada. Esta pasta se elabora a partir de granos de soja tostados y fermentados. Su aspecto es similar al de la pasta de frijoles negros utilizada en latinoamérica.

Esta pasta de soja fermentada no resulta fácil de encontrar.

Es posible que hayas visto recetas para elaborar salsa hoisin utilizando ingredientes como crema de cacahuete y melaza.

Aunque estas recetas tratan de usar estos ingredientes para emular el sabor de la salsa hoisin, el sabor de esta salsa procede principalmente de la pasta de soja fermentada.

Nuestro consejo es que no intentes elaborar salsa hoisin en casa si no puedes encontrar pasta de soja fermentada.

Al menos en nuestro caso nos resulta más sencillo comprar salsa hoisin online que reunir los ingredientes necesarios para hacerla en casa.

Si no encuentras pasta de soja fermentada pero aún así prefieres elaborar la salsa hoisin en tu propia casa, mira el siguiente vídeo. En él encontrarás una receta para elaborar esta salsa sin utilizar pasta de soja fermentada.

Aunque el resultado no es tan bueno como el de una auténtica salsa hoisin tradicional, el parecido es bastante razonable. Más aún si tenemos en cuenta que no utiliza pasta de soja fermentada para su elaboración.

A continuación te explicamos los pasos a seguir para elaborar la receta de salsa hoisin casera que se muestra en el vídeo:

  1. Echa en una sartén salsa de soja y vinagre de vino de arroz.
  2. Añade un diente de ajo rallado.
  3. Remueve bien utilizando unas varillas.
  4. Añade salsa picante y pasta de sésamo.
  5. Añade un poco de miel o jarabe de agave.
  6. Remueve mientras reduces la salsa a fuego medio o medio-alto. Debes reducir la salsa hasta que pierda aproximadamente un tercio de su volumen.
  7. Cuando la salsa haya reducido lo suficiente, apaga el fuego.
  8. Deja que la salsa se enfríe durante 5 minutos.
  9. Añade un poco de pasta de miso rojo y remueve enérgicamente con las varillas hasta disolverla por completo.
  10. Vierte la salsa en un recipiente bien limpio y deja que se enfríe por completo.
  11. Guarda la salsa en el refrigerador.

¿Tienes alguna duda u opinión que quieras compartir con nosotros? ¡Este es tu espacio! Déjanos tu comentario: