Añadir nuevo comentario

Hola Domingo,

Asegúrate de que las bolsas que utilices sean de buena calidad. Comprueba que la bolsa está seca y limpia en la zona de sellado, ya que es fácil que se manche al introducir los alimentos en su interior.

Comprueba que la banda de sellado de la envasadora está bien limpia y no tiene restos de alimentos o de humedad. Asegúrate de que las juntas de goma de la banda de sellado se encuentran en buen estado.

Evita envasar al vacío alimentos con bordes cortantes como huesos o espinas, que podrían perforar la bolsa de envasado.

Algunos alimentos pueden producir gases, lo que puede llevarnos a creer que se perdió el vacío dentro de la bolsa. Una causa frecuente es la fermentación de los alimentos por no estar adecuadamente refrigerados.