Sirope de arce: todo el sabor de los bosques canadienses en tu plato

En este artículo vamos a hablaros de uno de nuestros edulcorantes naturales favoritos: el jarabe o sirope de arce.

Aunque su capacidad para endulzar es inferior a la de la miel o a la del propio azúcar de mesa, su sabor es muy diferente. Este sabor es tan delicado como delicioso.

En este artículo te explicamos qué es exactamente el sirope de arce. Además te explicamos cómo se elabora y cuáles son sus principales usos culinarios.

Y también te explicamos qué tipos de sirope de arce se comercializan, dónde puedes comprarlo y en qué debes fijarte al hacerlo.

¿Qué es el jarabe o sirope de arce?

El sirope de arce es un jarabe dulce que se elabora a partir de la savia del arce. Se utiliza como edulcorante natural y es muy apreciado por su sabor.

Los arces que viven en regiones con climas fríos acumulan almidón antes de la llegada del invierno.

A finales del invierno y comienzos de la primavera, los arces convierten estos almidones en azúcares y los transportan por medio de la savia para hacerlos llegar al tronco y las hojas.

Esta savia es la que se aprovecha para elaborar el preciado jarabe de arce.

El sirope de arce puede obtenerse a partir de la savia de diferentes especies de arce. Sin embargo, son principalmente 3 las especies de arce utilizadas para este fin:

  1. Acer saccharum: conocido como arce azucarero.
  2. Acer rubrum: conocido también como arce rojo, arce de Canadá, arce rojo americano o arce de Virginia.
  3. Acer nigrum: es una variedad del arce azucarero que algunos autores consideran una subespecie y que es conocida también como arce negro.

El motivo de que sean estas las especies que se usan mayoritariamente para elaborar el sirope de arce reside en que la savia de estas especies tiene un mayor contenido en azúcar.

Hojas de los arces utilizados para elaborar sirope de arce

En los bosques de arces, con la llegada del invierno los árboles comienzan a acumular almidones, que posteriormente se transformarán en azúcares y serán enviados a todas las partes del árbol a través de la savia.

¿Dónde se elabora?

Las zonas ideales para la producción de sirope de arce son aquellas con climas fríos en las que se producen oscilaciones térmicas muy pronunciadas a finales del invierno y comienzos de la primavera.

Estas oscilaciones provocan la acumulación de almidón en las raíces de los arces durante el invierno.

Posteriormente, este almidón se transformará en azúcares que son transportados mediante la savia a los tallos, ramas y hojas de los arces al final del invierno y comienzo de la primavera.

Los principales productores mundiales de sirope de arce son aquellas regiones en las que se dan estas condiciones tan especiales:

  • Canadá: especialmente la provincia de Quebec.
  • Noreste de los Estados Unidos: en la región de Nueva Inglaterra, especialmente en los estados de Vermont, Maine, New Hampshire y Nueva York.

Canadá produce actualmente en torno al 80% de todo el jarabe de arce mundial. Durante el año 2016, en Canadá se elaboraron más de 73 millones de kilos de sirope de arce

¿Cómo se elabora?

Recolección de la savia del arce: se taladra la corteza y se recolecta la savia emanada del agujero

Recolectando la savia del arce: primero se realiza un agujero en la corteza del árbol y después se coloca una espita conectada a un tubo para recoger la savia y almacenarla hasta su procesado.

El origen de la producción del jarabe de arce se remonta a la época precolombina, en la que los pobladores de América del Norte ya elaboraban este sirope.

Tras la llegada de los pobladores europeos, el jarabe de arce siguió produciéndose y se introdujeron mejoras en el proceso productivo.

La elaboración del jarabe de arce comienza con la recolección de la savia de los arces. Para ello se taladra la corteza de los árboles y se utiliza algún mecanismo para recolectar su savia.

Suelen utilizarse arces de al menos 30 ó 40 años de edad o de al menos 20 cm de diámetro. La savia puede seguir extrayéndose de estos arces hasta que superan los 100 años de edad.

Para no dañar a los árboles, en cada uno de ellos se realizan entre 1 y 3 perforaciones, en función del grosor de su tronco.

El porcentaje de savia que se extrae de cada arce suele rondar el 7%.

La savia en este estado es un líquido claro, de textura acuosa y que prácticamente no tiene sabor. Es durante el procesado de esta savia cuando el jarabe de arce adquiere su color y su característico sabor.

La recolección de la savia para elaborar sirope de arce se realiza desde el final del invierno hasta el comienzo de la primavera. Se aprovechan los días relativamente cálidos en los que las noches todavía son frías.

Estas condiciones climatológicas son las que determinan el inicio y el fin de la temporada de recolección, que suele durar entre 4 y 8 semanas dependiendo de dichas condiciones.

Hoja de arce

Detalle de una hoja de arce. Estas hojas adquieren preciosas tonalidades durante el otoño, recorriendo toda la gama de marrones, amarillos y rojos.

La savia recolectada al comienzo de la temporada suele producir el jarabe de arce más claro, mientras que el más oscuro suele obtenerse con la savia recolectada al final de la temporada.

Una vez que termina la época del deshielo y el clima se vuelve más cálido la savia del arce deja de tener el contenido en azúcar necesario para poder elaborar el tan apreciado sirope.

Además, la savia adquiere un sabor desagradable que impide que pueda ser aprovechada para este fin.

Antiguamente el mecanismo de recolección consistía en colocar un recipiente bajo el agujero realizado en la corteza del arce.

En la actualidad se utilizan mangueras de plástico conectadas a estos agujeros. Las bombas de vacío se encargan de recolectar la savia y trasladarla hasta algún recipiente de gran capacidad o directamente hasta el punto de elaboración.

Una vez recolectada la savia, esta se hierve para evaporar la mayor parte del agua que contiene. A medida que el agua de la savia se evapora, se va obteniendo un jarabe cada vez más concentrado.

El hervido se detiene cuando se alcanza la densidad y textura deseada.

Normalmente el hervido se detiene cuando el jarabe de arce alcanza un contenido en azúcares del 66%. De este modo se logra una textura muy agradable y se evita un contenido excesivo de agua, que podría estropear el jarabe.

Llegado este momento el jarabe de arce obtenido se filtra para eliminar impurezas y cristales de azúcar de arce creados durante el hervido.

A continuación se envasa mientras todavía está caliente.

En este momento el sirope de arce está listo para ser comercializado.

Las labores de hervido y elaboración del jarabe de arce se realizaban tradicionalmente en cabañas conocidas con el nombre de “sugar shacks” (cabañas de azúcar).

En la actualidad buena parte del proceso de elaboración se ha industrializado y se realiza en plantas de producción. Estas plantas cuentan con avances tecnológicos que permiten optimizar el proceso productivo.

Así, por ejemplo, actualmente se usa la ósmosis inversa para eliminar parte del agua contenida en la savia antes de someterla al proceso de hervido. De este modo se incrementa la eficiencia de este proceso y se reducen notablemente el tiempo y la energía necesarias para la elaboración del sirope de arce.

No conviene almacenar la savia antes del proceso de hervido, ya que de hacerlo esta podría llegar a fermentar. Por este motivo, una vez recolectada la savia, se somete al proceso de hervido lo antes posible.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo se recolecta la savia y se procesa para obtener el delicioso sirope de arce.

¿Se elaboran otros productos con la savia del arce?

Sí. Algunos productores continúan el proceso de hervido hasta evaporar todo el agua del sirope de arce. De este modo el azúcar se cristaliza y se obtiene azúcar de arce.

Este azúcar también se comercializa, aunque su producción es mucho menor que la de jarabe de arce.

Para obtener un kilo de azúcar de arce se necesitan unos 8 litros de jarabe de arce.

Además, la savia del arce también se usa para elaborar:

  • Mantequilla de arce.
  • Caramelos y tofes de arce
  • Licor Jaan Paan
  • Licor de arce.
  • Cerveza: el sirope de arce se usa en la elaboración de algunas cervezas artesanas, aportando su delicado sabor lleno de matices y aumentando así la complejidad de la cerveza.
  • Cereales.
  • Yogures.
  • Mermeladas y cremas para untar.
  • Vinagre.
  • Ketchup.
  • Mostaza.
  • Vino.
  • Bombones.
  • Café aromatizado con sirope de arce.
  • Otras bebidas.

En Corea del Sur no suele elaborarse sirope de arce ya que existe la tradición de consumir la savia del arce en primavera sin someterla a ningún proceso de hervido.

A esta bebida ritual se la conoce con el nombre de gorosoe.

¿Es lo mismo el sirope de arce que el jarabe de arce?

Sí, son dos nombres diferentes para hacer referencia a un mismo producto.

¿Existen siropes de otros árboles?

Sí. Utilizando procedimientos de elaboración similares a los usados para fabricar el jarabe de arce, pueden obtenerse jarabes a partir de la savia de otros árboles.

Algunos de los siropes más conocidos elaborados con otros árboles son:

  • Miel de palma: jarabe obtenido a partir de la savia de las palmeras. Es un producto típico de la Isla de la Gomera, en las Islas Canarias.
  • Sirope de nogal.
  • Jarabe de abedul.

¿Quiénes son los principales productores?

Hasta 1930 era en los Estados Unidos donde se elaboraba la mayor parte del jarabe de arce.

En la actualidad Canadá es el mayor productor mundial de sirope de arce. Dentro de Canadá, es en la provincia de Quebec donde reside la mayor parte de esta producción.

Los productores de la provincia de Quebec han creado la Federación de Productores de Sirope de Arce de Quebec.

Esta agrupación de productores regula todos los aspectos de la producción del jarabe de arce dentro de la provincia de Quebec. Entre ellos regula las cuotas de producción y los precios finales del producto.

Gracias a esta agrupación la región de Quebec ha llegado a alcanzar las cifras de producción actuales, que suponen el 72% del jarabe de arce mundial y entre el 85% y el 90% de todo el sirope de arce producido en Canadá.

La agrupación de productores de Quebec cuenta con una reserva de más de 35 millones de kilos de de sirope de arce.

Esta reserva se utiliza para evitar fluctuaciones en el precio del producto provocadas por las fuertes variaciones que suelen darse en la producción anual.

El sirope de arce es todo un emblema en Canadá. Podrás encontrarlo a la venta en cualquier tienda de recuerdos e incluso en el propio aeropuerto.

En la zona nordeste de los Estados Unidos el sirope de arce también es todo un símbolo de identidad. Aunque para muchas familias de la zona no es más que un pequeño negocio adicional de temporada, permite que las familias se reúnan y reafirmen su identidad manteniendo vivas las antiguas tradiciones de la zona.

Plato de panqueques con sirope de arce y mantequilla

Uno de los desayunos más típicos en muchos hogares de los Estados Unidos: un plato de tortitas con sirope de arce y mantequilla.

¿A qué sabe el jarabe de arce?

El sirope de arce tiene un sabor dulce y muy diferente al del azúcar o el de la miel. Aunque su sabor es dulce, resulta delicado y en absoluto empalagoso.

Este sabor tan peculiar se parece al del tofe y contiene delicados matices que nos recuerdan a diferentes flores y hierbas, al caramelo, la vainilla, la madera, diferentes sabores tostados y torrefactos, las ciruelas pasas o incluso a algunas especias.

Y es que si te paras a pensarlo, al saborear este producto es como si estuvieses saboreando un trocito de los preciosos bosques canadienses.

El sabor de los jarabes de arce más oscuros tiene matices que nos recuerdan a la melaza.

Algunos jarabes de arce, especialmente aquellos más oscuros, pueden ser ligeramente astringentes.

El Departamento de Agricultura de Canadá ha creado una “rueda de sabores” en la que se recogen 91 posibles matices de sabor que pueden encontrarse en el jarabe de arce.

La textura del jarabe de arce resulta muy sedosa y agradable.

Los compuestos químicos que otorgan al jarabe de arce su característico sabor todavía no se conocen en su totalidad.

Algunos de los compuestos químicos que se han identificado hasta el momento son fenoles que se generan como subproductos de las reacciones de Maillard que tienen lugar durante el proceso de hervido de la savia de arce que se realiza para obtener el sirope.

En algunas provincias de Canadá como Manitoba  y Saskatchewan  se elaboran siropes a partir de otras especies de arce como el arce negundo y el arce de hoja grande.

Estos jarabes de arce tienen un sabor ligeramente diferente debido a que la savia de estos árboles contiene menos azúcar y fluye más lentamente.

¿Es jarabe de arce todo lo que se comercializa como tal?

No. Debes tener cuidado a la hora de comprar sirope de arce.

Incluso hay marcas que comercializan jarabes de arce sintéticos que nada tienen que ver con el auténtico sirope de arce.

En Estados Unidos un jarabe de arce debe estar elaborado casi únicamente a partir de savia de arce para poder ser etiquetado como "maple syrup" (sirope de arce). Sin embargo, la legislación estadounidense permite que se le puedan añadir pequeñas cantidades de otras sustancias, como sal.

En Estados Unidos, sólo pueden incorporar la palabra “maple” (arce) en la etiqueta aquellos jarabes que contengan al menos un 10% de jarabe de arce. Estos jarabes con sabor a arce sí pueden contener cantidades significativas de otras sustancias.

Las imitaciones del sirope de arce suelen ser más dulces y entre 5 y 8 veces más baratas que el auténtico jarabe de arce. 

El jarabe de arce exportado desde Canadá debe estar elaborado únicamente a partir de savia de arce y además debe cumplir con una normativa muy estricta.

Así, el jarabe de arce comercializado como producto de Canadá debe tener al menos un 66% de azúcares.

3 frascos con imitaciones de jarabe de arce

Diferentes imitaciones de jarabe de arce elaboradas en los Estados Unidos y que se comercializan como "pancake syrup" (jarabe para tortitas) o "waffle syrup" (jarabe para gofres). Suelen contener muy poco sirope de arce auténtico y pueden llegar a ser jarabes completamente sintéticos.

Cómo comprar un buen jarabe de arce

Lo primero que debes hacer cuando vayas a comprar sirope de arce es fijarte en los ingredientes listados en la etiqueta.

Dado que la mayoría del sirope de arce auténtico que se distribuye y comercializa en todo el mundo procede de Canadá, resulta conveniente conocer algunas cosas sobre la normativa de etiquetado de este producto.

El jarabe de arce auténtico que se exporta fuera de Canadá debe tener en la etiqueta el texto “Maple Syrup”. Este no es más que la traducción al inglés del texto “sirope de arce”.

Además, el auténtico sirope de arce canadiense debe incluir en la etiqueta la cantidad neta de producto contenida dentro del envase, expresada en mililitros o en litros.

En la etiqueta debe indicarse también el grado del jarabe dentro de la clasificación establecida por la normativa canadiense que te explicamos a continuación.

Recuerda que si quieres comprar auténtico jarabe de arce, debes fijarte en que sea de Grado A.

De los 4 posibles colores incluidos dentro de este grado, debes escoger el que más se adapte a tus gustos. Ten en cuenta que cuanto más claro sea el color del sirope, más suave, dulce y delicado será su sabor.

Por el contrario, si vas a usar el jarabe de arce como ingrediente para elaborar algún pastel o alguna otra preparación, es mejor utilizar jarabe de Grado A de color oscuro. El jarabe de color oscuro es el que habitualmente se utiliza para cocinar.

Fíjate en el volumen de jarabe de arce que contiene el recipiente. Si estás seguro de que vas a consumirlo antes de que se estropee, suele compensar comprar recipientes más grandes, ya que resultan más baratos.

Clasificación, grados y calidades

4 frascos de sirope de arce de Grado A, cada uno correspondiéndose con uno de los 4 colores incluidos en ese grado

En la imagen puedes ver 4 frascos de jarabe de arce de Grado A. Cada uno de ellos se corresponde con uno de los cuatro colores definidos dentro del Grado A de la clasificación del sirope de arce.

Imagen: Wikimedia Commons.

A comienzos del año 2015 Canadá y Estados Unidos crearon una nueva normativa común para la clasificación del jarabe de arce. Esta normativa es de obligado cumplimiento en Estados Unidos desde Enero de 2016 y en Canadá desde Diciembre de 2016.

Esta normativa clasifica el sirope de arce en los siguientes grados:

  • Grado A: es el sirope de arce de la mejor calidad. Para ser considerado de Grado A, el jarabe debe tener un color uniforme y un buen sabor y aroma, que además deben tener la intensidad adecuada. Además, no debe ser turbio ni contener sedimentos de ningún tipo. Tampoco debe tener ningún mal olor o mal sabor. El jarabe de arce de Grado A se clasifica a su vez en función de su color. Cuanto más oscuro es el color, más fuerte es su sabor. Estos son los 4 tipos de sirope de arce de Grado A:
    • "Golden Colour and Delicate Taste": de color dorado, es el que tiene el sabor más suave y delicado.
    • "Amber Colour and Rich Taste": de color ámbar, su sabor no es tan suave como en el jarabe de color dorado.
    • "Dark Colour and Robust Taste": de color oscuro y sabor más fuerte.
    • "Very Dark Colour and Strong Taste": de color muy oscuro, es el sirope de arce de Grado A con sabor más potente.

La medición del color del sirope de arce de Grado A es un proceso completamente objetivo. Para ello se mide la capacidad de absorción de una muestra de sirope de arce de 10 mm de grosor cuando se expone a una luz con una longitud de onda de 560 nanómetros.

  • Para transformación: no cumple con los requisitos de calidad necesarios para ser considerado de Grado A, pero puede utilizarse para elaborar otros productos. No puede ser vendido en recipientes de menos de 5 galones (unos 19 litros).
  • Subestándar: esta clasificación se reserva para el jarabe de arce de peor calidad. Se clasifica de este modo el jarabe de arce que no cumple los requisitos de calidad necesarios para poder ser usado para la elaboración de otros productos.

Dónde comprar jarabe de arce

Afortunadamente cada vez resulta más sencillo comprar sirope de arce fuera de Canadá y Estados Unidos.

Actualmente resulta fácil encontrarlo a la venta en los lineales de los supermercados. Aunque lo más probable es que en el supermercado no encuentres auténtico sirope de arce.

En las herborísterias y tiendas gourmet especializadas en productos culinarios de calidad sí suele resultar sencillo encontrar auténtico jarabe de arce a la venta.

El auténtico jarabe de arce debería proceder de Canadá o de los Estados Unidos y seguir la normativa de clasificación que te hemos explicado.

En Amazon puedes encontrar una gran variedad de siropes de arce auténticos. Aunque sobre gustos no hay nada escrito a nosotros nos gustan especialmente los de las marcas Crown y Escuminac.

Puedes ver la enorme variedad de jarabes de arce que hay a la venta en Amazon pulsando sobre el siguiente enlace.

Usos culinarios

Plato con panqueques, frutos rojos, helado y sirope de arce

El sirope de arce es el acompañamiento ideal para las tortitas, panqueques, gofres, waffles, tostadas francesas y helados.

El uso principal del sirope de arce en la cocina es como edulcorante.

Suele utilizarse para aportar dulzor a las famosas tortitas, también conocidas como panqueques.

Seguro que habrás visto alguna película o serie americana en la que alguien desayunaba una buena cantidad de tortitas nadando en un mar de jarabe de arce.

Además también se usa para endulzar gofres (waffles), tostadas francesas, crepes y todo tipo de postres. Combina estupendamente con la tarta de calabaza y los muffins.

Prueba a echar un poco de sirope de arce puro de color oscuro sobre unos muffins y coloca una nuez pecana sobre cada uno. ¡Te aseguramos que te vas a chupar los dedos!

Botella de sirope de arce puro de la marca Escuminac, Grado A y tipo "Dark Robust Taste"

Sirope de arce Grado A, Oscuro

Sirope de arce puro de la marca Escuminac, de Grado A, color oscuro y sabor intenso (Dark Colour, Robust Taste). Una auténtica delicia junto con unos muffins y nueces pecanas.

Resulta habitual utilizar el sirope de arce como topping para helados y tartas e incluso para palomitas de maíz.

También suele usarse para endulzar:

  • La fruta fresca.
  • La granola.
  • La calabaza.
  • La batata confitada.
  • Las alubias guisadas.
  • Y las gachas de avena.

Incluso es un ingrediente común en la elaboración de salchichas.

El jarabe de arce también se utiliza para aportar sabor a algunos tipos de pan y en todo tipo de tartas y pasteles. Prueba a usarlo para sustituir todo o parte del azúcar moreno en nuestra receta de pan de centeno islandés a baja temperatura. El resultado es delicioso.

En ocasiones se usa para aportar sabor en algunas cervezas artesanas y también como sustituto de la miel en la elaboración de hidromiel

En la cocina vegana se usa como sustituto de la miel.

Cucharón vertiendo sirope de arce caliente sobre la nieve para elaborar caramelos de arce

En las regiones productoras de sirope de arce los niños vierten el sirope de arce caliente sobre la nieve para elaborar deliciosos caramelos de jarabe de arce.

En algunas regiones productoras de sirope de arce, durante la elaboración resulta habitual echar parte del jarabe de arce caliente sobre la nieve.

Mientras se enfría, el jarabe adquiere una textura blanda que los niños aprovechan para elaborar una especie de caramelos enrollando el jarabe sobre un palo antes de que se enfríe por completo.

A estos caramelos se los conoce con el nombre de "Tire sur la neige" o "maple taffy" y son similares a los tofes.

Puedes ver este proceso perfectamente explicado en el siguiente vídeo:

Además, debido a su delicioso sabor puedes sustituir el azúcar de cualquier receta por sirope de arce. De este modo obtendrás un sabor diferente lleno de matices.

Te recomendamos que utilices siempre sirope de arce puro, de Grado A. Si vas usarlo como acompañamiento, te recomendamos que uses jarabe de arce de alguno de los colores más claros.

Mientras que si vas a usarlo para cocinar, te recomendamos que utilices jarabe de arce de alguno de los tonos más oscuros.

Si tienes dudas sobre la gradación y los colores del jarabe de arce, consulta nuestros consejos para comprar un buen jarabe de arce.

Si utilizas el jarabe de arce como sustituto del azúcar en alguna receta, recuerda que endulza menos que el azúcar puro. La intensidad de sabor del sirope de arce depende de su color.

El jarabe de arce resulta ideal como sustituto del azúcar en todo tipo de frituras dulces, como los típicos dulces de sartén.

Otra excelente forma de utilizarlo es en marinadas para carnes y pescados. Prueba a mezclarlo con salsa de soja o salsa teriyaki y utiliza la mezcla para marinar salmón durante unas horas antes de cocinarlo. ¡Seguro que repetirás!.

También puedes utilizarlo para glasear todo tipo de carnes obteniendo ese aspecto brillante y caramelizado tan característico y logrando además aportar un montón de deliciosos matices a la carne.

El sirope de arce tiene un sabor que combina a las mil maravillas con los frutos secos. Prueba a usarlo para elaborar la cobertura de una tarta de nueces o avellanas o utilízalo como sustituto del azúcar en este tipo de tartas.

También puedes probar a usarlo en lugar de azúcar para elaborar una tarta de Santiago o una tarta de queso.

Otra opción que da muy buen resultado consiste en cortar en cubos no muy grandes una buena calabaza.

Hierve los trozos de calabaza hasta que comiencen a estar blandos. Escúrrelos y colócalos sobre una fuente de horno.

Calienta un poco de mantequilla y cuando comience a derretirse mézclala con sirope de arce y añade una pizca de sal. Echa la mezcla de mantequilla y jarabe de arce por encima de los trozos de calabaza.

Hornea hasta que el delicioso aroma que emanará del horno te impida esperar más para comértelo.

Puedes utilizar la misma mezcla de mantequilla y jarabe de arce para cubrir unas zanahorias al vapor o unas manzanas asadas. El resultado también es increíblemente rico.

Y si quieres darle un toque diferente a las verduras a la plancha, prueba a pintarlas con un poco de jarabe de arce usando un pincel de cocina antes de cocinarlas.

Puedes hacer lo mismo con el salmón antes de hacerlo a la parrilla. Otra combinación que funciona muy bien para el salmón consiste en embadurnarlo con una mezcla de mostaza de Dijon, aceite de oliva y sirope de arce antes de cocinarlo a la plancha o a la parrilla.

Composición e información nutricional

El sirope de arce está compuesto principalmente de agua y sacarosa, aunque también contiene pequeñas cantidades de glucosa y fructosa.

La información nutricional del jarabe de arce varía ligeramente en función de su color y gradación. A continuación te mostramos una tabla en la que encontrarás los valores medios para esta información.

Información nutricional
Sirope de Arce (valores por 100 gramos)
Valor energético: 260 Kcal.
Hidratos de carbono: 67 gramos
  De los cuales, azúcares: 60,4 gramos
Grasas: 0,06 gramos
Proteínas: 0,4 gramos
Vitaminas
  B1: 0,066 mg
  B2: 1,27 mg
  B3: 0,081 mg
Minerales
  Calcio: 102 mg
  Magnesio: 21 mg
  Potasio: 212 mg
  Sodio: 12 mg
Agua: 32,4 gramos

Como puedes ver en la tabla anterior, el sirope de arce contiene una cantidad considerable de algunas vitaminas y minerales.

No pierdas de vista que su contenido en azúcares es muy elevado, por lo que no se trata de un alimento saludable y es mejor moderar su consumo.

El índice glucémico del jarabe de arce es de 54, mientras que el azúcar de mesa tiene un índice glucémico de 65.

¿Puede consumirse en dietas veganas?

, de hecho el sirope de arce suele usarse como sustituto de la miel en este tipo de dietas.

 

¿Es lo mismo que la melaza?

No. Aunque ambos son edulcorantes, el sirope de arce y la melaza son dos productos diferentes con sabores muy distintos.

La melaza tiene un color mucho más oscuro, prácticamente negro. Además la melaza es mucho más densa y espesa y tiene un sabor menos delicado y mucho más intenso.

El sirope de arce de Grado A y de color más oscuro tiene un sabor intenso que en algunos casos puede recordarnos al de la melaza.

¿Es lo mismo que el sirope de agave?

No. Son productos diferentes.

El sirope de agave es otro edulcorante natural que se obtiene a partir del agave, una planta de aspecto parecido al de un cactus. También se lo conoce con el nombre de aguamiel o miel de agave.

El sirope de ágave tiene un menor índice glucémico y una mayor capacidad edulcorante que el jarabe de arce y que el propio azúcar de mesa.

Sin embargo, el sabor del sirope de arce resulta mucho más complejo, agradable y lleno de diferentes matices.

¿Cómo debo conservar el jarabe de arce?

Si el recipiente de sirope de arce no ha sido abierto, se mantendrá en buenas condiciones hasta la fecha indicada por el fabricante. Normalmente esta fecha suele ser dos años posterior a la fecha de elaboración.

Al contrario de lo que ocurre con la miel, en el jarabe de arce pueden desarrollarse mohos y ciertos microorganismos.

Por este motivo, una vez hayas abierto el recipiente de sirope de arce, es mejor que lo conserves en el frigorífico.

Una vez abierto, en la nevera debería mantenerse en buenas condiciones hasta 6 meses o incluso más, aunque lo mejor es seguir las recomendaciones del fabricante en cuanto a la fecha de consumo preferente.

¿Es un buen sustituto del azúcar?

Sí, el jarabe de arce es un edulcorante natural que puede sustituir al azúcar tanto para endulzar como en cualquier receta.

El sabor del jarabe de arce puede llegar a ser bastante intenso, especialmente cuando su color es oscuro.

Por ello, aunque el jarabe de arce tiene tan solo aproximadamente un 60% de azúcar, necesitarás en general menos cantidad de sirope de arce que de azúcar para conseguir la misma sensación de dulzor.

Y además, conseguirás un sabor único, delicioso y lleno de matices.

¿Es un buen sustituto de la miel?

Sí, al igual que puede sustituir al azúcar, también puede sustituir a la miel y a cualquier otro edulcorante.

Ten en cuenta que la miel tiene aproximadamente un 80% de azúcar, mientras que el sirope de arce contiene aproximadamente un 60% de azúcar.

De modo que la capacidad de endulzar del jarabe de arce es menor que la de la miel. Sin embargo, si el jarabe de arce es muy oscuro, puede llegar a tener un sabor mucho más intenso que el de la miel.

En función del tipo de miel y del tipo de jarabe de arce que uses tendrás que hacer pruebas hasta encontrar la equivalencia exacta entre las cantidades de ambos ingredientes que más se adapte a tus gustos.

Plato de tostadas con sirope de arce y frutos rojos

Tostadas regadas con sirope de arce puro acompañadas de frutos rojos, una tentación muy difícil de resistir.

¿El jarabe de arce contiene gluten?

No. El sirope de arce puro no contiene gluten.

De modo que tendrás que leer detenidamente la etiqueta para asegurarte de que el jarabe de arce que compres no contiene ningún rastro de gluten.

Revisa nuestros consejos para comprar un buen jarabe de arce y así evitarás problemas.

¿Qué es el festival del jarabe de arce?

El festival del sirope de arce es un festival que se celebra anualmente en la localidad de Elmvale, en Ontario, Canadá. La finalidad del festival es la de otorgar visibilidad a este maravilloso producto.

Este festival atrae actualmente a entre 30.000 y 40.000 visitantes. Durante su celebración más de 250 puestos venden jarabe de arce y todo tipo de productos elaborados a partir de él.

Los asistentes al festival cuentan con visitas guiadas a los bosques de arces en los que se recolecta la savia para elaborar el sirope, así como a las instalaciones en las que se elabora este jarabe. 

Durante el festival se elaboran miles de tortitas acompañadas de jarabe de arce con las que alimentar a los asistentes al festival.

Además, durante el festival se celebran todo tipo de actividades como: conciertos, bailes, concursos de corte de troncos, etc.

¿Tienes alguna duda u opinión que quieras compartir con nosotros? ¡Este es tu espacio! Déjanos tu comentario: